¿Una idea irrealizable? Vertebrar España

Aprovecho esta Columna de Libertad para añadir una modesta reflexión posiblemente útil para algunos de los males de la España de hoy. Aportación que añadir a lo ya publicado: Reglas para poderse presentar a unas elecciones, La Política, Ética y Estética, y Mentirosos abstenerse.

Anticipo que no hay ninguna intención de ideología política en mi reflexión.

Cuando Ortega y Gasset realizó el diagnóstico de la España de los años 20 (1920) que le llevó a denominar su Ensayo: España Invertebrada, en sus dos partes, Particularismo y Acción Directa y La Ausencia de los Mejores, se basó en un análisis inteligente, con base historiográfica centrado en el contexto político-social de hace cien años.  Ha llovido mucho desde entonces y seguramente hoy no diría lo mismo pero creemos básico que nuestros políticos lo releyeran.

La idea que expondré es simple, aparentemente fácil y lógica, inserta en la España de hoy y casi necesaria como elemento vertebrador de una España en crisis y pretende:

  1. Que los 350 miembros del hemiciclo conozcan la España que les ha elegido y para la que trabajan.
  2. Que las 17 Comunidades Autónomas tengan una visión directa del funcionamiento del Congreso.
  3. Crear un espacio formal de encuentro entre los Diputados y los Parlamentos Autónomos y de ambos con las Plataformas Cívicas, transversales o no, con entidad suficiente.
  4. Que, como resultado de todo lo anterior, este país funcione más articuladamente (vertebradamente), más armónicamente, relativizando el peso de las ideologías y queriéndonos más entre todos. CASI NADA!

Y, con suerte, podríamos ser pioneros y hacer la one internacionalmente, que tanto gusta y no solo siendo los primeros en campeonatos mundiales de motorismo, football y otros deportes, a veces inverosímiles,  que está muy bien.

¿COMO?

Alojando el Congreso rotativamente en las Comunidades Autónomas cada, aproximadamente, tres meses.

Con estas presencias rotativas se conseguiría:

  1. Acercar el Congreso de los Diputados a los ciudadanos-electores que podrían contemplarlo desde la parte pública de la Tribuna.
  2. Que los  Diputados conocieran, por ellos mismos, esta España varia, sus personas importantes pero también las sencillas, su cultura, su historia, su geografía, sus Hospitales, sus Escuelas y Universidades, sus Ateneos, su Gastronomía, sus Clubs deportivos, etc. etc. Y además,  sus Instituciones políticas, las ilusiones, las alegrías y los  sufrimientos de la gente.
  3. Que los Diputados dejaran, en cada Región, un puñado de amigos para siempre como no podría menos de ser.
  4. Que los Diputados tuvieran la ocasión de interaccionar con los Sindicatos,  las Plataformas Cívicas Transversales o como se les llame, etc. de cada lugar.
  5. Que los Diputados, individualmente, aparecieran a menudo en las TV, Radios y medios locales, para ser entrevistados. Se podrían dar a conocer como personas que, como políticos, es su primer interés.
  6. También la sociedad estaría interesada en invitarles individualmente a sus casas. La Ciudadanía quiere que se acerquen a ella. Serían invitados por personas pudientes,  medias y modestas de forma proporcional a la composición de cada Comunidad, todo en plan voluntario naturalmente, etc.
  7. Con unas TIC bien aplicadas (videoconferencia, etc.), se mantendrían informados y conectados exactamente igual que ahora, con sus estructuras de soporte, igual que cuando están en Madrid. El teletrabajo está inventado hace muchos años.
  8.  Sería como una educación continuada para Diputados, sin interrumpir su trabajo.

No hay ninguna duda de que después de las 17 rotaciones serían otras personas y empezarían a ver España de otra manera. También España empezaría a verlos a ellos de otra manera. Aunque Suso de Toro, ha dicho que las lecciones las aprende quien no tiene prejuicios y quiere aprender y no sería nuestro caso, sí que es imprescindible, para el éxito de la propuesta, al menos una condición: la curiosidad; todo lo demás está genéticamente inscrito en la condición de político y me permito aconsejar, a quien no lo tenga, que se retire ya, dejará de sufrir él y cesará de hacer sufrir a los demás.

METODOLOGÍA DE IMPLANTACIÓN.

Tanto el Ministerio del Interior como la Presidencia del Gobierno, según a quien se encargara de montar esto, dispone de funcionarios competentes de sobra para instrumentarlo y organizarlo y los Gobiernos locales estarían encantados de colaborar. Todo fácil si se quiere que lo sea.

COSTO

Ninguno, si se supieran superar pequeñas incomodidades.  Cada lugar tiene locales y estructuras hoteleras sobradas, los viajes y otros costos derivados de los desplazamientos, serían los mismos o inferiores al no necesitar pisos en Madrid los que los tengan.  Las estructuras y edificios centrales actuales en Madrid, podrían usarse por Universidades y otros fines socio-culturales cuando no estuvieran siendo usados por las rotaciones del Congreso.

Si se quisiera montar mejor, cabría construir  un Hotel-Congreso en cada Comunidad con sus Salas de reuniones (algunos ya las tienen) que se rentabilizaría cuando no fuera necesario para las reuniones del Congreso. Seguro que habría iniciativas privadas para costear esto.

DETALLES

Solo para visualizar:

  • ¿Cuantos Diputados conocen San Juan de la Peña, Poblet, Covadonga, Mérida, explicados por expertos capaces de infundir sus significaciones históricas? Las palabras Reconquista, Marca Hispánica, Corona de Aragón, etc. etc. recobrarían para ellos todo su valor. Empezarían a entender la historia de España los que la hubieran olvidado.
  • ¿Cuantos han oído Opera en el Palacio de Euskalduna, en el Liceo de Barcelona, en el Teatro Campoamor, etc., por no mencionar el Teatro Real que en este se supone que sí, etc.?
  • ¿Cuántos conocen el Pirineo Aragonés, el Valle del Tiétar, los Picos de Europa, Sierra Nevada, El Teide, la Catedral de Santa María de Palma de Mallorca,  el Museo Salzillo de Murcia, el Museo Nacional de Escultura de Valladolid, etc.?
  • ¿Cuantos han visitado a fondo: una Fábrica de automóviles, una Terminal de containers, un Puerto pesquero, una Explotación ganadera un Arrozal, una Industria Farmacéutica, una mina de carbón, etc.?
  • ¿Cuantos conocen el funcionamiento del Banco de España, su Servicio de Estudios,  los Colegios Profesionales, etc.?
  • ¿Cuantos han pasado unos días oyendo el funcionamiento de las Universidades explicado por los Rectores correspondientes? ¿O visitado a fondo un Hospital terciario de cada Comunidad? ¿O se han reunido con las Asociaciones de Pacientes o Padres de Pacientes? (Hay 758 repartidas por toda España con Andalucía a la cabeza), etc.
  • ¿Cuantos han tomado copas en una tasca del Raval o de Lavapiés o almorzado en  el Celler de can Roca o en Arzak,  por no citar más que el mejor del mundo (según Restaurant Magazine) y otro que no le va a la zaga?  Estoy convencido de que sus propietarios los invitarían gustosos. Cada Comunidad tiene equivalentes. 145 con estrella Michelin en toda España.

No seguimos, pero es facilísimo programar todo esto para una información equilibrada de los diputados. Una información que consiga lo que implican todos ellos en cuanto a disfrute estético, comprensión cultural, pensamiento crítico sentido de la innovación y pensamiento contemporáneo, continnum de pasado, presente y futuro, etc.

Si alguien conoce una mejor manera de conocer España que lo diga o calle para siempre como se decía en las bodas o si alguien cree que un Diputado no debe conocer España, que lo diga también en voz alta para que lo oigamos todos. Perdón por la deriva humorística, pero, de verdad, que no hay nada jocoso en todo esto.

No conocemos de ninguna iniciativa parecida, porque la Rotativa Ministerial de  la República Parlamentaria chilena  (1891-1925), consistía en la rotación de los Ministros por el Parlamento para ser interpelados de forma regular y prevista, lo cual quizás tampoco sería una mala idea. Tampoco lo sería que los parlamentarios de cada Comunidad conocieran mejor sus territorios. Nuestra propuesta no tiene nada que ver con la chilena, que provocó más de una caída de Gobiernos. Aquí se trata solo de favorecer un flujo de información fiable y significativa sin otra vinculación que el conocimiento.

De todas maneras debiera constar en el expediente público de cada Diputado, consultable por todo el mundo on line, las vivencias concretas adquiridas como constan sus iniciativas, participaciones y presencias o ausencias congresuales.

En el título de este pequeño artículo me preguntaba: ¿Una idea irrealizable?  Imaginando las reacciones que esta proposición tendría:

Unos pocos dirían:

  • Esto es anticonstitucional.
  • A mí que no me muevan de Madrid.
  • Qué coñazo!
  • Qué complicado!
  • En Galicia llueve mucho.
  • Para gozar del cante o la guitarra flamenca no necesito ir a Andalucía,  me pongo el CD en casa.
  • Yo ya me la sé España. (Hace unos días en la Televisión,  un Diputado creía que el Meridiano de Greenwich pasaba por Canarias y para más INRI creo que es canario).
  • Etc.

Si estos pocos fueran  significativos, podría, la idea,  llegar a ser irrealizable y tendríamos un diagnóstico doloroso de nuestra realidad y la etiología de muchos de nuestros males.

Pero la mayoría, lo quiero creer así, verían una forma excepcional de vertebrar España. Justo lo que interesa. Y ni a uno solo de los ciudadanos, que hay que recordar demasiado a menudo que son los que tienen el poder, le parecería mal.  Supongo.

Sobre nosotros

Doctor en Medicina (Universidades de Madrid y Barcelona) y Doctor en Salud Pública (Universidad de Yale)... saber más')

Etiquetado con: , , , , , ,
Publicado en: La Columna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*