La carta de los derechos mamarios

La carta de los derechos mamarios


El Dr. Miquel Prats Esteve, Professor de Patologia mamària a la Universitat de Barcelona, ens parla de la glàndula mamària de la dona i de les consideracions Humanes, Tècniques, Socials i fins i tot Polítiques que mereix.

1.- Toda mama tiene derecho a que su portador tenga información suficiente sobre su condición especial, sus características y peculiaridades y la formación necesaria para proporcionarle cuidados y trato adecua­dos, evitarle daños y prevenir anomalías.

2.- Toda mama tiene derecho a que se le apliquen los medios necesarios para su control y especialmente para la detección de alteraciones precozmente.

3.- Toda mama tiene derecho a que, en caso de estar afecta de una mastopatía benigna, se le apliquen los medios diagnósticos y terapéuticos más útiles y menos perjudiciales.

4.- Toda mama tiene derecho a que, cuando se le presente una afección preneoplásica, pueda ser detectada y tratada convenientemente.

5.- Toda mama tiene derecho a que cuando forme parte de un grupo de riesgo se le ofrezcan las atenciones que se merece.

6.- Toda mama tiene derecho a que, en caso de que le aparezca un cáncer, éste pueda ser diagnosticado y tratado lo más precozmente posible, pues así tiene más posibilidades de ser curado.

7.- Toda mama tiene derecho a que cuando precise un tratamiento, éste sea lo menos mutilante, antiestético o incómodo posible, siempre que se asegure su máxima eficacia. La oportunidad terapéutica debe ser igual para todas, independientemente de condiciones económicas, geográficas, sociales u otras. Si el tratamiento fuese mutilante, se le propondrá una reconstrucción mamaria inmediata ó diferida.

8.- Toda mama tiene derecho a que cuando se decida una intervención se recojan todos los datos necesarios referentes a su enfermedad (anatomopatológicos, biológicos, etc.) para que luego se le pueda aplicar la pauta de tratamiento más adecuada y se tenga que recurrir sólo lo imprescindible al empirismo.

9.- Toda mama tiene derecho a acceder a los medios de tratamiento y de control post-terapéutico, aunque supusieran un aumento de gasto para la sociedad, siempre que pueda derivarse el más mínimo beneficio.

10.- Toda mama tiene derecho a que, especialmente cuando esté enferma, se la considere como integrada e integrante en un organismo superior y complejo y se enfoque globalmente no sólo el aspecto de su enfer­medad sino también su rehabilitación física y psíquica y todos los demás conceptos que permitan alcanzar la salud global con la mejor “calidad de vida”.

11.- Toda mama tiene derecho a ser atendida, a falta de una especialidad, por persona interesada y experta con una concepción amplia como lo que hoy se entiende por Senología y/o Mastología.

12.- Toda mama tiene derecho a que los organismos oficiales, comprendan y asuman su problemática, para ello deben asesorarse y atender las peticiones y sugerencias de entidades idóneas como La Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria.

Sobre nosotros

Doctor en Medicina (Universidades de Madrid y Barcelona) y Doctor en Salud Pública (Universidad de Yale)... saber más')

Publicado en: Los Médicos nos hablan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*